Leer

En el séptimo aniversario de la ‘Ley 27/2007 por la que se reconocen las lenguas de signos españolas y los medios de apoyo a la comunicación

La CNSE recuerda que las personas sordas todavía no disfrutan de todos sus derechos

Madrid, 23/10/2014- La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) recuerda a las administraciones públicas que, siete años después de su aprobación, todavía no se cumplen todos los aspectos contemplados en la ‘Ley 27/2007 para garantizar los derechos de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas’.
“Es evidente que se ha avanzado, pero todavía quedan por cumplir cuestiones importantes de esta ley que facilitarían la igualdad de oportunidades de las personas sordas en todos los ámbitos”, ha señalado la presidenta de la CNSE, Concha Díaz.
Entre los aspectos todavía pendientes, destaca la ausencia de un reglamento que desarrolle la utilización de la lengua de signos que permita a las personas sordas acceder, a través de su lengua natural, a la educación, al trabajo, a la sanidad, los transportes, la política, las gestiones con las administraciones, la cultura, el deporte y el ocio. En este sentido, la CNSE también considera necesario que se establezcan medidas que faciliten el acceso de este colectivo a las ayudas técnicas a la comunicación.
Una cuestión urgente para la CNSE es la puesta en marcha de protocolos de accesibilidad a la información y la comunicación en situaciones de emergencias, como es el caso de la reciente alerta sobre el ébola. ““Ni las administraciones ni la televisión pública han garantizado un derecho que nos pertenece y que de hecho, se contempla en el artículo 23 de la ley” aclara Concha Díaz. “Las ciudadanas y ciudadanos sordos nos hemos visto desprotegidos al no contar con información en lengua de signos”, ha manifestado.
Otro aspecto que solicita la CNSE para materializar esta ley es la elaboración de un Real Decreto específico sobre las condiciones mínimas para el aprendizaje, conocimiento y uso de las lenguas de signos española y catalana en los centros educativos y de formación no reglada. “Es preciso”, añade su presidenta, “que en la actual oferta educativa se contemple el bilingüismo en lengua de signos”. Esto supondría la presencia de profesionales de la interpretación, docencia y mediación en lengua de signos española, de diseños curriculares y materiales didácticos para la enseñanza de la lengua de signos española, y de materiales didácticos de otras materias accesibles en dicha lengua.
Asimismo, la entidad solicita que se determinen las titulaciones y normativa que permita disponer de profesionales debidamente cualificados para la enseñanza tanto de la lengua de signos, el subtitulado, la audiodescripción y otros perfiles profesionales relacionados con personas sordas y sordociegas. En este sentido, valora muy positivamente la reciente aprobación del borrador del nuevo título de FP de mediación comunicativa.
En cuanto al acceso a la información, Concha Díaz destaca que sigue siendo una signatura pendiente. “Las personas sordas reclamamos que las campañas informativas y preventivas en materia de salud también sean accesibles en lengua de signos, algo que todavía no sucede”, ha señalado. La CNSE también puntualiza que el Parlamento Europeo dictaminó (5 de julio de 2011) que el número universal de emergencia 112 fuera accesible, algo que en España aún no se cumple en su totalidad. Concha Díaz ha puesto como ejemplo de accesibilidad el servicio telefónico de información y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género 016. “Desde el año pasado, este servicio se presta a través de la plataforma de videointerpretación SVIsual para atender llamadas realizadas por personas sordas”, ha señalado.
Pese a estos incumplimentos de la Ley 27/2007, la CNSE valora positivamente que se han cumplido medidas que favorecen la inclusión y la eliminación de barreras de las personas sordas, como la creación del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE), los estudios de la población de las personas con Sordoceguera, o del Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción.

CNSE:

La CNSE es una organización sin ánimo de lucro que atiende los intereses de las personas sordas y con discapacidad auditiva y de sus familias en España. Desde su creación, en 1936, la CNSE ha desarrollado una labor de reivindicación e incidencia política para lograr la plena ciudadanía de las personas sordas; así como del desarrollo de programas de atención y prestación de servicios a través de sus federaciones. Hoy la CNSE está integrada por 18 federaciones de personas sordas, que a su vez mantienen afiliadas a más de 120 asociaciones provinciales y locales de todo el Estado. No obstante, la CNSE atiende cualquier necesidad relacionada con el colectivo de personas sordas, estén o no afiliadas a su movimiento asociativo.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política